22 de mayo de 2012

+

Frases a dos manos. Gracias muchas.



Palabras de destrucción masiva. Así es como me gusta llamar a los discursos de domingo por la tarde cuando me pides perdón por no querer venir conmigo al fútbol, con los ojos mirando hacia el plato,la sonrisa ladeada y esas maneras tuyas. Qué verdes tienes los sentidos , y qué rizado el entendimiento... como el pelo cuando eras niña. 

No puedo darte más, no sé cómo pagarte estas deudas "con tu espalda". A estas alturas... de caída en picado, les llamaré "Amor", y a ti "Vértigo", claro. 
Vamos dibujando formas estrambóticas en caída para los que miran desde abajo pegados al suelo; porque mirar.. miran mucho, y no me extraña. 

-¿Están disfrutando del espectáculo los señores?- gritas, y me entran ganas de pintar un ojalá en todas las paredes de este cielo, que es nuestro hogar. OJALÁ continúe el show que supone lo de querernos sin más adornos. 

Quizás nos tachen de locos, Quizás digan que alguna vez fui rubio y que tú, tú no eres la mujer más maravillosa del mundo. ¿Qué más da si mienten? ¿Qué más da, si tú y yo lo sabemos?

Qué frágil me vuelve el saberte tan fuerte desde el otro lado de nuestra isla, y qué feliz me sabe el verte volar entre las cuerdas de una guitarra que suena a felicidad. 
Por qué poco me has regalado tantas soluciones a semejante "sinsentido" de planeta y qué huevos le echas a los abismos, morena. 


En nuestra cueva casera todo es color y las risas de media noche te recitan. 
Tus ojos reposan ahora entre algodones.Los pies están fríos.
Duermes. Sonríes en sueños.
Qué fácil mantenerse en pie.
Entre cualquier viento.
Mirándote. 
Atado. 
A tus acordes de vida. 


Y qué preciosa eres, joder.

18 de mayo de 2012

"Cobardes sin valor, no entienden de valores sin precio"

  Da igual, en el exilio o en pleno centro de la capital, el Silencio, en mayúsculas, es el único capaz de decirlo todo.
Siempre pensó que las palabras sentidas eran lo que los silencios, solo aptos para quien los quiere bien; para el que deja curar sus escritos, como si fueran quesos, esperando su mejor sabor; o para el que tiene la suerte de entender, las palabras, desnudas y revueltas. 

- Los demás se pudrirán a base de besos vacíos, y por detrás.. sacarán de la cubertería de una boda, los cuchillos, y jugarán a matarse de pena. Vivir sin un colchón de propia marca personal, patrocinado por vivencias, sobre el que caer cuando los vientos se complican, es realmente una tragedia, ¿No le parece? -Y apretaba los puños contra la mesa para partir una nuez, mientras continuaba acusando sin piedad -Sin embargo, Srta. Tildes, siempre quedarán las letras para quién se enamora de ellas, o de usted; son parecidas. Siempre cobijarán al desesperado que quiere gritar y no puede, o al que siente, quiere decir y no sabe cómo-. Extendió la mano y le ofreció el fruto que parecía justificadamente asustado en mitad del abismo de esas manos sabias y tan vividas de aquel señor, al que llamaba abuelo.

Tenía 16 años, historias mil, y el mismo sentimiento que ahora, solo que él ya no está para partirle los problemas con el mismo golpe seco con el que abría nueces, pero las paredes siguen blancas, y éstas, como el papel, impolutas, imponen.

Hace tiempo empezó una relación sería con las palabras, aunque nunca sabrá muy bien si es correspondida. Tampoco sabe cúal es el mérito de hacerlas bailar para ella, si es como levantar en el aire un mantel sobre el que duermen diez mil copas de vino de cenas compartidas. En un viento se elevan, brillan, y caen formando un dibujo, que a veces es una alegoría de vida y otras, te hace llorar.  
Por qué colgarse la medalla si son ellas las que le ayudan y es su subconsciente el que las contrata; su "yo" más despierto anda por ahí tomándose unas cañas con otras mentes amigas, contando chistes, robando al sol un par de rayos, plantando flores en algún césped.

Cómo empezar.. diré que en esta historia había un él, bastante racional y una ella, una bomba de emociones. Una chica joven. Muy joven.Qué más da. Escribieron historias bonitas. Con límites. Tampoco eran unos cursis. O sí, a ratos. Los justos. Pero con ironía. El caso es que eran, y ese es el problema, una mezcla imperfecta en plenitud y una disolución de sensaciones que haría volar a cualquiera que se pasase por su lado. No por la pólvora, sino por el tiempo verbal de la oración.. cómo es la sintaxis, cómo son las sentencias.. El caso es que jugaron a ser hipócritas. MUY. De corazón a corazón 200 trenes y unos railes atados por las venas. Él tenía unas formas ácidas, ácidas corrosivas, y ella tenía un imán, ya sabéis: "Mujeres imán para hombres de hierro". Por desgracia está vez fue diferente. Les entró pánico a querer mucho, pero fue el empezar a necesitar a esas edades lo que más pena les dio. Mucho más sin manual de instrucciones. 
Así que esta vez, por primera, "el hombre imán serás tú, y yo...la jodida mujer de hierro" dijo. Y todo se acabó entre Doña asfixia y  Mari Ansiedad.
El sentimiento durante las mil noches siguientes fue el mismo que el de una novicia a la que en un supuesto, se le han visto las bragas al bajar del metro, y  se vuelve, brava, y responde literalmente al vagón que mira -ME LA SUDA- porque ya no cree, no cree en nada. Y no, queridos amiguitox, esta vez no es un jodido tópico.

Así que me traigan una cerveza y un piti, que "ella" soy yo. Y tú. Y el de más allá. 
Esto va por Lewis y la puta madre de sus "Cuatro Amores". Nosotros... solo queríamos uno. 

17 de mayo de 2012

Dipsi







"Lo que necesitas es que alguien te necesite; o más bien, necesitar a alguien"



  Elemental querido Watson, también necesito un ático en Malasaña, un perro patada al que llamar Sr. Quincapoix, y un novio superhéroe, que según palabras del mayor poeta que conozco, es lo que me merezco. Quizás porque le hice esperar se pensó lo que todos, que soy una mina de diamantes; la verdad es que a mi misma me recuerdo más a un "gadjetotodo" de hojalata. Más aún en días como hoy en los que hago las funciones de sujetador, y entiéndeme, no abrazo curvas de mujer, es simplemente que me toca recoger caídos: a mi madre cuando llora, a mi amiga que no entiende, al vecino de los gritos a las dos de la mañana, al portero que juzga desde la esquina.


Quizás todo esto solo sea un arrebato de actitud valiente, un empujón con piernas que te obliga a bajar de este puto metro recortado y lleno de escombro, aunque solo sea por un rato. O simplemente.. es una epidemia de poesía sin poetas. Lo cierto es que hoy, mil y una son las noches que me pasaría contando estrellas debajo de mi manta de monstruos. Cero estrellas del Rock melódico y muchas de las de sonrisa fácil y brillo en la mirada perpetuo. Estrellas que como alacranes pegados al pecho harían las veces de desfibrilador, me harían mantenerme a flote en esta pompa.. en este remanso de paz que es nuestra guarida. Cabaña, mejor, cabaña con C, con c.. de corazón.



Lo cierto es que hoy, los gatos debemos de tener la lengua de cristal, la pata de palo y los ojos demasiado desnudos. ¿Sabes? bueno, que vas a saber.. que en otro momento, en otro puto momento distinto a este, quizás en otra galaxia, saludando a un par de planetas fuimos pretéritos, amor, plus+cuam+perfectos y libres, con las palabras bonitas en los besos y las “fordas” reservadas para las intenciones complicadas; No teníamos forma, o sí, con forma de C, con c.. de corazón.

No sabes que en otro momento, hubiese jurado que tu tiempo se llama igual que yo y que mi historia pasa por la tuya parándose en estos vestigios, en todas y cada una de las paradas de metro del barrio Amor, sin C, sin c.. de corazón.


Aunque últimamente, te vea quieto haciendo castillos de cal y tirándote arena a cubos… justo en tus heridas, justo donde infecta, y los estigmas de las ruinas ya empiezan a ocupar demasiado espacio, ¿No crees?.



Vas a tener que soplar, o voy a tener que sacudirte, porque debo hacerlo. Si no te puedo quitar la arena por lo menos dejaran de bailar flamenco tus dientes, de incertidumbre, de besos, de no-besos, de miradas y sobre todo, de los pedestales que te has montado. Porque hay que ver, menudo garito.. tú solo y tu recuerdo en un pilar de cristal, que encima no es ni la mitad de lo que suspiras, que ya no existe pero que sigue alimentando a un oso pardo de ocho metros que intenta comerse la existencia de cualquiera, que sobre el mismo jardín, intente plantarte una vida, un paraíso o una puta ciudad (y eso que tú de ciudad tienes lo que yo de rubia, y tus recuerdos, aún menos de eternos, como tú crees.) Eternas son las ciudades con encanto; como Madrid, por ejemplo.



8 de mayo de 2012

"Cartas a un dictador esquizofrénico"

Cortesía del señor Javierre, que es un ingeniero muy poeto él.




    "Los sentimientos se regodean en la marmita del druida, burbujeando, chisporroteando. Emociones de quinceañero se ahogan unas a otras en un mar rizado, rebosante de una espuma que enmarca en una obnubilación la sensiblería de un mártir filisteo. Suaves gorgojos ríen las penas de lo obtenido por ecuaciones sin igualdad. Igual que sumas, sumando los restos de desechos, de falsos mitos, de cornucopias de arena y sal. Peleas de cánidos, de asesinos, que no tienen que ver con el amor-odio sino con el odio al amor.



Un corazón "fibrilado", una patata caliente, ocupa lecho para dos en un sueño de uno. Carente de rincones soleados amanece en esta habitación de matrimonio y, aún así, ponle que hablamos de vivir la vida, ponle que hablamos de sentirla, dime si en esto llevo la razón, si en esto voy bien escapado del pelotón. Dime, aquí y ahora, que quieres dejarme aquí tirado, aquí caído, aquí avisando, como la chica de la curva, a otros insanos que descuidan su rumbo errado. ¿Y tal vez por eso sigues con ese discurso? Convirtiendo en traiciones las cosas afines, transformando en blanco caduco lo que originalmente pintaba negruzco. Dices bien y alegas perífrasis pretéritas, subjuntivos de deseo, anhelos imperfectos. Buscas el sí de lo afirmado y niegas lo refutado, solo por disfrutar, por sentir una vez más que eres la soberana de lo que siento, que apaleas lo que disfruto.



Bien caída la noche, bien envuelto en un manto de incontinencia verbal, de porfiria recientemente aprendida, vómito: palabras, caricias, insultos. Un dadaísmo casero, una maraña de sentimientos, de tembleque del abuelo, acaban por dar caza a lo sensato del bulbo, descontrolando el vómito, aunando lo concebido en estas noches de desvelo. Por eso, en medio de esta ciclogénesis de lluviosas borrascas de la uno, de anticiclones de alta presión “maldonados”, me agito y le prometo a quién puedo que ni tú ni nadie dominará una vez más mi mirada de fuego."

6 de mayo de 2012

K.





    Todo lo que tiene que ver con la 'recesión' emocional del ser se puede incluir dentro de un grupo adjetival que no en toda ocasión es malo, y sin embargo, sí muy frecuente en nuestros días: la comodidad; dirán explíquese, señorita Rojas y a eso he venido(jajaja):


todos alguna vez hemos sufrido altibajos, épocas de gran tensión en las que el cuerpo siente la irrefrenable sensación de querer conquistar un sofá y permanecer en él sendas horas, de la manera más similiar posible a una babosa gigante y si es con 2 kilos ganchitos, mejor.



En días como hoy en los que me sobra el tiempo físico, y sin embargo, tengo la mente en un pleno pluriempleo & menesteres variopintos, entre descanso y descanso para el café, de debate y debate conmigo misma, me planteo si es verdad que la misma vida nos dice a nosotros que el drama nos intenta volver vagos espiritualmente hablando; ahora es cuando viene el símil: nos hace reposarnos sobre un "puff" de mierda, que huele muy mal, pero sin embargo, como dirían muchos, está "tan blandito", que ahí llega, tocando el claxon, el problema. (¿?).



Pongámosle que en nuestra adorada generación del botón y las copas, uno no se da cuenta, o se replantea, de lo que a efectos hay en su vida porque Menganito le ha "puteado", o fulanita no le contesta a los 'whatsapps' y Pedrito no le hace caso; sin embargo, este mismo sujeto,tiene la sensación de vivir omnubilado. Todos conocemos lo que los expertos llaman "laputadadelaadolescencia", hecho que algunos, a nuestra ya tan avanzada edad para tales horrores, aún no han pasado. Hoy estos pequeños 'dramas de salpicadero' que la alimentan, han hecho que nuestro sujeto X(no quiere desvelar su nombre) en estudio entre en recesión; en la económica estamos todos inmersos, digo en la otra, en la del ser. Y bien, esta idea nos conduce directos a dos conclusiones claras: la primera, que cada día desvario más, eso es algo evidente. Y DOS: que el 'drama' o 'metadrama', según la dimensión y la capacidad de afrontarlo/dimensión de coraje de la persona, no desparece nunca, está presente a lo largo de todas las historias del ser humano: como dicen las canciones, una piedra en el camino que te hace rodar&rodar, una ventana que se cierra y con la que te estrellas, una patada en las posaderas...



Quizás, y solo quizás, el problema no esté tanto en el drama si no en nosotros mismos. Por todo ello señores, dicen los expertos en el tema que hay quererse más, sorprendentemente, para dejar de creerse el epicentro de toda vida, hay que valorarse, así tal cual, para coger perspectiva, hay que aprender a bailar aunque la música no suene, hay que echarle mérito y personalidad al cuento, si lo que quieres es, como suena ahorita mismo en la sala, "keep on walking..."

3 de mayo de 2012

'¡0¡98639





(..)"Cómprate una vida y no pares de pagar, la, la.."




    

     Se la pasa sentado, pensado en nada y en todo: en la unidad cuerpo-alma, en la balanza del viejo herbolarío de la esquina, de las necesidades propias de cada uno y el aborto de la gallina, fruslerías, el pelo de la vecina, las gafas de aquel poeta, tararea el “pipaspálpájaro”... se aburre, definitivamente. Le falta oxígeno en este sitio y claro así no le riega demasiado. No sabe si eres tú o es él, o es la atmósfera en la que os movéis lo que empieza a oler desagradable, sí, ese es el adjetivo, huele a alcantarilla, a dinero corrupto, como España. Sombras, pálidas, escribe porque sí, porque no quiere pensar lo que pone, quizás sea este el único método de no pensar, dejar que sus dedos se encarguen de definirle lo que es la realidad más próxima a un suspiro, la de ahora, la que parpadeas y BOOM, adiós. BOOM, porque te vas, y no sabe si vas a volver, si debe esperar o debe volar, si quiere irse a otro lugar con lo puesto, o si acaso tiene en los pies 5 dedos y raices, desagradables, sí, esa es la palabra, a esta tierra de nadie donde todo tiene un precio en nuestro tiempo de vida. El caso es que a veces, y solo a veces, le apetecería ser más como tú, contenta con pasear del brazo de alguien los domingos, pescar peces de la pecera, hacer la colada mal a propósito y cocinar chamuscado para dos, ponerte unas velas monas, para que no digas, besarte y aplausos de fondo ambiente. ÉL siempre buscando el entresijo, siempre buscando la marea, siempre arrastrando nombres, historias, letras. Letras, amigas, blancas, huecas, pereza dialogada sin ningún fin, literatura barata y humo. Malos humos. "Freins" en negro. Puntos, finales. .BOOM.